• El Port de Barcelona incorpora 25 Vehículos Eléctricos Nissan a su flota

    El Port de Barcelona incorpora 25 Vehículos Eléctricos Nissan a su flota


    Publish In: Nissan
  • “Fiat 500 entra al MoMA” es el ganador de los premios Corporate Art Awards 2017

    “Fiat 500 entra al MoMA” es el ganador de los premios Corporate Art Awards 2017


    Publish In: Fiat
  • Nuevo Seat León Cupra R

    Nuevo Seat León Cupra R


    Publish In: Seat
  • La gama X de Opel se podrá probar en el Test the Best SUV de Barcelona

    La gama X de Opel se podrá probar en el Test the Best SUV de Barcelona


    Publish In: Opel
  • Opel se suma al Plan MOVALT con sus modelos más ecológicos Autogas (GLP)

    Opel se suma al Plan MOVALT con sus modelos más ecológicos Autogas (GLP)


    Publish In: Opel
  • PRIMERAS PRUEBAS EN CARRETERA DE VEHÍCULOS AUTÓNOMOS JAGUAR LAND ROVER

    PRIMERAS PRUEBAS EN CARRETERA DE VEHÍCULOS AUTÓNOMOS JAGUAR LAND ROVER


    Publish In: Jaguar
  • SSANGYONG MOTORSPORT DESVELA EL NUEVO TIVOLI DKR CON EL QUE DISPUTARÁ EL DAKAR 2018

    SSANGYONG MOTORSPORT DESVELA EL NUEVO TIVOLI DKR CON EL QUE DISPUTARÁ EL DAKAR 2018


    Publish In: SsangYong
  • EXCLUSIVA PROMOCIÓN PARA LOS FUTUROS PILOTOS APRILIA

    EXCLUSIVA PROMOCIÓN PARA LOS FUTUROS PILOTOS APRILIA


    Publish In: Competición
  •  	ŠKODA OCTAVIA COMBI Y-LINE, DEPORTIVIDAD Y CARÁCTER A UN PRECIO COMPETITIVO

    ŠKODA OCTAVIA COMBI Y-LINE, DEPORTIVIDAD Y CARÁCTER A UN PRECIO COMPETITIVO


    Publish In: Skoda
  •  	ŠKODA OCTAVIA COMBI Y-LINE, DEPORTIVIDAD Y CARÁCTER A UN PRECIO COMPETITIVO

    ŠKODA OCTAVIA COMBI Y-LINE, DEPORTIVIDAD Y CARÁCTER A UN PRECIO COMPETITIVO


    Publish In: Skoda
  •  	    	CORREOS ELIGE EL VOLKSWAGEN TRANSPORTER PARA SU FLOTA DE VEHÍCULOS

    CORREOS ELIGE EL VOLKSWAGEN TRANSPORTER PARA SU FLOTA DE VEHÍCULOS


    Publish In: Volkswagen
  • Nueva victoria de Jorge del Cid en la EVO Cup

    Nueva victoria de Jorge del Cid en la EVO Cup


    Publish In: Competición
  • Edoardo Mortara y Mercedes-Benz ganan la FIA GT World Cup

    Edoardo Mortara y Mercedes-Benz ganan la FIA GT World Cup


    Publish In: Competición
  • INJUSTO FINAL DE TEMPORADA PARA LOS C3 WRC

    INJUSTO FINAL DE TEMPORADA PARA LOS C3 WRC


    Publish In: Competición
  • Los pilotos de Porsche acaban segundos en el Campeonato del Mundo

    Los pilotos de Porsche acaban segundos en el Campeonato del Mundo


    Publish In: Competición
  • Los tricampeones de Le Mans ofrecen una buena despedida del WEC a los aficionados

    Los tricampeones de Le Mans ofrecen una buena despedida del WEC a los aficionados


    Publish In: Competición
  • Brillante victoria de Pepe Oriola para despedir la temporada de las TCR en Dubai

    Brillante victoria de Pepe Oriola para despedir la temporada de las TCR en Dubai


    Publish In: Competición
  • Hoy se ha fabricado el Fiat Panda un millón

    Hoy se ha fabricado el Fiat Panda un millón


    Publish In: Fiat
  • Entregado el primer Opel Grandland X a través de Amazon.es

    Entregado el primer Opel Grandland X a través de Amazon.es


    Publish In: Opel
  • Brasil crea la Gorra de Seguridad, un innovador wearable para evitar la fatiga al volante de los camioneros.

    Brasil crea la Gorra de Seguridad, un innovador wearable para evitar la fatiga al volante de los camioneros.


    Publish In: Ford

Turbo TV

Programas Turbo TV
Pruebas Turbo TV
Baúl de los recuerdos

Cursos conducción


Más leídos

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterVisitas Hoy666
mod_vvisit_counterVisitas Ayer10714
mod_vvisit_counterVisitas esta Semana31194
mod_vvisit_counterVisitas este mes243690
mod_vvisit_counterVisitas el mes pasado387738
mod_vvisit_counterTodas las visitas29287197

Tu IP: 54.81.195.240

¡¡Me han robado!!!

¡Me habían robado!, llegué agotada a la gasolinera y eso que solo llevaba dos horas conduciendo, pero dos horas luchando contra el vendaval: la moto de lado, yo medio fuera y cada vez que me adelantaba o pasaba en contradirección un camión de estos con sus 10 ruedas, la moto me daba banzazos hasta estabilizarse, ¡que cansancio! Pero tenía que llegar a Colac al menos, es la mitad del camino de los 500 km hasta Melbourne. Lo único bueno, volví a pensar, es que no llueve como ayer.

Por el camino a Colac

Paré en una gasolinera de un pequeño pueblo. Todo era como de una película de Almodóvar, pero a la australiana. Los surtidores de dos colores, rojo y negro. Busco el octanaje pero no lo veo. Supongo que el negro es diésel, pero quiero saber qué tipo de gasolina voy a echar a Descubierta. Llega un señor en una camioneta pick up (todos usan esas camionetas allí, observo) es un tipo alto, con la cara curtidísima, le faltan dos dientes, le pregunto por el octanaje y no me entiende, yo a él, tampoco, le doy las gracias, me mira extrañado y yo a él. Segunda intentona con otro tipo de las mismas características, pienso que falta un buen dentista en esta zona. Nada, al final, por puro aburrimiento, echo la gasolina que sale del tubo rojo, peor que lo que ha bebido Descubierta en África, no va a ser, me digo.

Entro en la pequeña tienda de la gasolinera. Tiene un microondas y un muestrario de rollos y salchichas grasientas. Huele a comida, a pizza y eso también me recuerda que solo llevo un calfelín en el cuerpo, debería comer. Cuando voy en ruta no me acuerdo ni del hambre. Espero mi turno mientras observo, un hombre grande, con el pelo rubio y barba, pintas de mecánico, debe ser el dueño, que trabaja en el taller pegado a la tiendecita. Un chico joven, grandón y con una sonrisilla absurda en la cara. No quita ojo a la cajera, una chica rubia y delgada que esconde su trozo de pizza cuando se acerca el cliente.

En el camino 2

Me toca, la rubia me sonríe, me dice el precio en un inglés indescifrable, menos mal que puedo pagar con la tarjeta y no me tengo que poner a contar billetes. Pero, no encuentro las tarjetas, me las he dejado en la moto? Que raro, en el TOP Case no suelo llevar el dinero. Pido disculpas y salgo, busco, no encuentro, me vuelvo a remirar los bolsillos, el monedero…nada. La cara de alegría se me va transformando en cara de cabreo, ¿donde lo habré puesto? Vuelta a mirar en la moto, en la bolsa amarilla de la ropa, en el sobredepósito. Nada. NADA.

Vuelvo a la tienda con los ojos a puntito de explotar en lágrimas, ME HAN ROBADO, joder, joder y joder, el puto pueblo de las señoras con mostacho!! Pero cuando…?
Pido disculpas por enésima vez y además, ayuda. Se apiadan de mi cuando saco unos billetes y pago mis litros de “nafta”. El chico joven sigue con esa sonrisa estúpida en la cara y yo pensado que me han robado. Por Dios, no te sonrías, estoy a miles de kilómetros de mi banco y no tengo más dinero que el que escondo para emergencias en mi chaqueta. El pollo sigue sonriendo, me mira, mira a su padre, mira a la rubia…sonríe.

Les pido que llamen al hostel, hay un contestador y hasta las cuatro de la tarde no abren la recepcción, que raro, les dejo un mensaje con lo que me ha pasado en susodicho contestador. Siguiente paso, llamar a Visa, menos mal que tiene un numero gratuito y me atienden, a la media hora de estar colgada del teléfono y con la oreja ardiendo, pero en español. Mientras ya se de qué va el muchacho, es un poco bobo, va detrás de la rubia, le lleva regalitos absurdos mientras mira de reojo al padre. La rubia lo aguanta por no perder el trabajo, él es inofensivo y el padre hace la vista gorda, su hijo está entretenido. Que bien aquí salen todos ganando, el padre, la rubia y el bobo.

Great Ocean Road comiendo Fish&Chips

Cada vez que lo pienso me dan ganas de llorar, seré estúpida, dejé 2 minutos la habitación abierta, mientras cargaba la moto. ¡Que tonta!. Y ahora, qué…Fuera el viento sigue soplando, miro el parte en mi móvil con conexión 3G, rachas de viento de 40km/h a 50…vaya mañanita que llevo. Subo sobre el lomo de Descubierta y decido llegar a Colac como sea. Y lo hago, dos horas más sin dejar de sufrir el vendaval acompañado de maravillosas gotitas de lluvia que enguarrinan la visera de mi casco cuando salpican las ruedas de los coches y camiones que me adelantan sin piedad. No he pasado de tercera, ni de 60km/h, voy fuera de la moto totalmente. Me duele hasta el alma…y sin tarjetas, espero no tener ningún imprevisto gordo.

El pescado, las patatas y la torta de patata

Como no tengo tarjetas tengo que ahorrar y lo peor es que me vuelvo a acordar de que tengo hambre. Y poco “cash”, decido hacer algo que nunca hago, meterme en un “fish & chips” y por menos de 10 dólares comer y beber agua. El lugar tiene unos cuanto premios, pero no se de qué. El pescado está bajo una enorme capa de rebozo que quito inmediatamente, está rico. Lo de “sin patatas” no lo entienden y me ponen las fritas y otra cosa que parece otro trozo de pescado. Es una masa de patatas frita. Coño, esto es como lo de “pan con pan” (comida de tontos) pero con patatas. Doy buena cuenta y comienza otra vez el suplicio contra el viento y la lluvia por la carretera.

Con Marlene y Stand

Me acuerdo de Stand y Marlene, un matrimonio motorizado que me dieron su dirección, en Colac. Llego hasta este pueblo a 250 km de Melbourne y paro en el MacDonals, ahí se que hay Internet y por si tengo que hacer llamadas por el Viber… Mando un SMS a Marlene y otro a Stand, no tardan en contestar. Me dan cobijo en una hora en su casa. Tienen un perro negro, una casa grande, dos coches y una caravana, ¡dentro hay cinco motos! ¡Me gusta!
Me atienden, Marlene me da un abrazo y me dice que no me preocupe cuando les cuento lo sucedido, me echo a llorar. Me abraza de nuevo y me pregunta que cuanto tiempo llevo fuera de casa, 5 meses…claro, no me extraña que llores, ¿hace cuanto que no te abrazaban? Me pregunta. Mucho, contesto y vuelvo a llorar.

Cenando en familia

Cuando se me pasa, me enseñan mi habitación y me invitan a que me quede el tiempo que quiera, son amorosos. Stand trabaja con guías de educación de pequeños, Marlene me cuanta sus aventuras en moto mientras prepara una cena. Hay de todo, verduras, cordero, pan, aperitivos aceitunas y vino. Entre las dos nos terminamos dos botellas. ¡A dormir calentita!

La moto campeona y su piloto

Al día siguiente es sábado, amanece lloviendo y con más viento que ayer. Marlene me pide que me quede, acepto encantada. Nos vamos a ver a su cuñado, la hermana de Stand murió. Es un hombre que vive en medio del campo, con cinco perros, le fata una oreja, está cuadrado y tiene 75 años. Alucinante, además tiene cuatro Triumph las arranca todas y lo hacen a la primera pese a las telarañas que las cubren. También tiene unas motos con side. Una lleva el numero 1. Se lo que significa, esa moto ha sido la ganadora de un campeonato alguna vez. Me intereso, me cuanta que él corría y ganaba. Me enseña fotos en un circuito de velocidad de tierra. ¡¡Que gente tan increíble!!

Arrancan a la primera!

Nos vamos en coche, sigue haciendo un tiempo de perros y me llevan a un parque natural. Tardamos 3h en llegar (aquí no tienen prisa nunca, como todo es tan grande, están acostumbrados) El paisaje es increíble, bosque, piedras, riscos, niebla, unas vistas alucinantes desde lo alto. No vamos a hacer el trekking de dos horas que hay, hace mucho frío. Después bajamos la montaña, Marlene ha preparado un picnic Comemos sándwich y volvemos al coche, ahora vamos a ir a un centro de aborígenes. Escuchamos el Dijiridoo.

Recorte del periódico local

La vuelta la hago dormida, muchas cosas en poco tiempo. Mañana me voy. Me levanto y está diluviando, Marlene me dice que me quede, pero quiero llegar a Melbourne y solucionar lo de mis tarjetas. Son encantadores, he pasado un fin de semana increíble. Me han hecho una entrevista que saldrá en el periódico local. Me han presentado a sus amigos. Nunca lo olvidaré.

Por fin! mis tarjetas, gracias ASM

Llego a Melbourne cayendo la del pulpo y pensando en lo amables que han sido conmigo. Estoy muy agradecida. Es domingo, el lunes llegan mis nuevas tarjetas. Gracias a un robo he vivido dos increíbles días con gente estupenda. En Melbourne me esperan mis amigos, Phill, Ben y Michel, el dueño del loft en el que vivo, estoy teniendo mucha suerte. Este viaje en solitario me gusta, pero me gusta por que no estoy sola. Paradoja. Cuando estoy sobre la moto en el camino no me importa, soy feliz, disfruto con el viento, los olores, los colores, el paisaje… pero cenar sola, comer sola, desayunar sola y contarme las penas sola, me da pereza. Menos mal que al día siguiente llegaron las tarjetas, gracias a ASM, uno de mis patrocinadores, todo efectividad!

La Great Ocean Road, me ha sorprendido, en todos los aspectos, no ha dejado ni uno sin alterar

Informacion adicional

  • -
Martes, 25 de Febrero de 2014 20:19

Ayuda a mujeres necesitadas (Alicia Sornosa en Lima)

El pasado jueves se celebró el la ciudad de Lima un bonito acto-conferencia en las instalaciones del comedor social de las madres  En este acto Alicia se dirigió, de la mano de la ONG Padma* a todas las mujeres allí presentes, víctimas de alguna manera del mal trato físico o psicológico. Además, a la conferencia sobre la Vuelta al Mundo acudieron otros motoristas que quisieron así demostrar su apoyo a la organización y a estas mujeres.

Lunes, 21 de Septiembre de 2015 21:02

10 razones para viajar en moto

10 razones para viajar en moto.

El Ducati Scrambler Team España, compuesto en esta ocasión por Pablo Silván (director de MKT y Comunicación de Ducati Ibérica, y la viajera Alicia Sornosa) vuelven a arrancar sus Ducati Scrambler para participar en una de las citas más importantes de este verano.

Informacion adicional

  • -
Publicado en Eventos
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011 17:30

La ruta de los Expoloradores Olvidados continua por la INDIA

Alicia y Miquel ya están en la India y éste es el video que nos envian desde allí. Casi ná !!!

Informacion adicional

  • - Alicia y Miquel ya están en la India, exactamente en Old Goa y casi ya están saliendo hacia Singapur.
Viernes, 06 de Diciembre de 2013 10:04

Alicia Sornosa ya llegó a Santiago y...

Pues ya ha llegado a Santiago de Chile y mientras trabaja los contratos con las teles de allí para su recorrido por las rutas míticas, pues un poco de ambiente y unas cañitas no vienen mal... (ver video):

Sábado, 21 de Diciembre de 2013 17:33

Un hombre de mar en Maintencillos

Fiel a mi consigna de contaros bonitas historias en este viaje por Chile, me detengo ante un puesto de pescadores, esta es la historia que denuncia le mal trato al mar (y lo rico de sus alimentos), aquí va…

Vistas del Océano

Vistas del Océano

Hoy estoy en Santiago y hace mucho calor, los meses de diciembre a febrero son los del estío y el sol pega con fuerza sobre la tierra. Salgo acompañada de los amigos foráneos hacia la costa, desde Colina, cerca de Santiago capital, hasta Maitencillo, una pequeña población que pertenece a la V Región, provincia de Valparaíso, comuna de Puchuncaví, muy cerca de Viña del Mar. De las ocho playas que dispone, algunas tomadas por los surfistas, estamos en la de Pocito, menos turística si cabe.

Mirador de Maitencillos

Mirador de Maitencillos

El camino hasta le primer pueblo, San Felipe, se hace por autopista para luego disfrutar de una bonita carretera de curvas que asciende hasta lo alto de una colina, la Subida de la Dormida, lugar de encuentro de motoristas. En el pueblo que precede a estas curvas, Til Til está lleno de puestecillos que venden miel, aceitunas, pan de chicharrones y queso. Parada obligatoria antes de emprender la ruta. Comprando queso fresco de cabra, aceitunas y cebolla en vinagre, junto con un poco de orégano y aceite de oliva haremos la “Causa Minera”, todo esto bien mezclado, en una rica comida (para nosotros en estos tiempos aperitivo) de la que se alimentaban en las minas de cobre.

Barca de pescadores

Barca de pescadores

Cuando uno llega a Maitencillos empieza a oler el mar, un paseo por su costa para dar a parar al mercado que temprano se empieza montar a orillas del mar. Los pescadores han salido a las cuatro de la mañana para bucear y sacar de entre la arena y las rocas varios tipos de moluscos bivalvos, es decir de conchas comestibles que se venden al peso en cada puesto además de pescados como el congrio blanco y rojo, el lenguado o la merluza, entre otros que no llego a reconocer.

Pescado fresco

Pescado fresco

Pasear por un mercado así es vivir la vida de estas gentes aguerridas, pescadores como Antonio, con las manos artríticas y rudas. Manos que llevan sacando conchas desde los 12 años, cuando se buceaba “a pelo” sin guantes ni traje en este frío mar. Ahora, me cuenta, ya casi no hay nada en fondo, los barcos de pesca extranjeros usando las malas artes del arrastre, han destrozado los antes ricos fondos marinos.a la faena!

a la faena!

Me cuenta con un gran pesar que estos barcos de masiva pesca no distinguen como ellos entre los peces pequeños que devuelven a la mar. En los grandes barcos todo se utiliza, lo pequeño se muele y hace harina que también se comercializa de diversas maneras. Está enfadado. Me sigue contando que no están bien hechas las vedas de pesca y que se aprovechan del desove de los peces para pescar de manera masiva, esto les está matando a los peces y a ellos, que viven desde hace siglos, del mar.

Ostiones, Machas y almejas

Ostiones, Machas y almejas

Además, me advierte cuando pone delante de mi un plato del rico marisco que hemos elegido y pesado minutos antes, si vienen los “pacos” (forma de llamar comúnmente y algo despectiva a los carabineros), tenemos que irnos plato en mano, les pueden multar por temas de sanidad.Sanidad… me quedo pensando mientras miro como su yerno, con sus manos y un cuchillo abre para nosotros las ricas conchas, más sano que este marico recién robado al mar no hay.

Almejas deliciosas

Almejas deliciosas

Acompañan el plato unos trozos de limón, para estrujarlo sobre los ostiones, las machas y almejas y ver como se encojen antes de dar buena cuenta. El sabor del rico mar en mi boca, momentos inolvidables que acompañan los pelícanos que en una gran colonia, viven de los restos del pescado que estos hombres de mar, curtidos y muy hábiles al filo del cuchillo, tiran a su lado tras una jornada de mercado que comienza a las cuatro de la mañana y termina al caer el sol, para empezar de nuevo e intentar conseguir algo de su mar esquilmado.

Felices Fiestas, en las que el marisco no falta en nuestras mesas.

 

La periodista Alicia Sornosa y el escritor Miquel Silvestre entran en la isla neoyorkina de Manhattan y terminan la vuelta al mundo juntos, tal y como la empezaron en septiembre del 2011 cuando salieron del evento BMW Riders de 2011 en Formigal. Tras culminar en Alaska el proyecto personal de Silvestre, la Ruta Exploradores Olvidados (REO), a Alicia le quedaba pendiente cruzar Norteamérica para llegar al extremo continental y convertirse en la primera española en circunnavegar el planeta en moto.

Los viajes en motocicleta son sinónimo de libertad. Libertad de salir, de parar, de seguir o de desviarse. Libertad de juntarse, de separarse y de reencontrarse. Y esto es lo que han hecho los protagonistas de esta aventura. Dos BMW. Miquel y Alicia, Alicia y Miquel. Por separado o juntos, estos viajeros no han dejado de sorprender, de conmover y de trabajar. De los miles de kilómetros recorridos a lo largo del último año queda un impresionante legado de reportajes, fotografías y vídeos que permiten documentar los cinco continentes.

La aventura comenzó en Alejandría. Egipto, Sudán, Etiopia y Kenia ofrecieron el colorido africano. De Nairobi volaron a Bombay. Tras cruzar de costa a costa el caos circulatorio de la India, separaron sus caminos en Madrás. Alicia embarcó hacia Australia y Miquel se dirigió por tierra hasta Nepal. Tailandia, Malasia, Indonesia fueron los pasos previos para convertirse en el primer español en llegar a Filipinas en moto. Por su parte, Alicia aprendía a manejarse sola en Oceanía recorriendo el suroeste de la Terra Australis y la Isla de Tasmania. De Melbourne voló a Los Ángeles y puso rumbo hacia Vancouver.

Allí llegó Miquel desde Manila y se encontró con una viajera curtida que no se arredró a la hora de viajar sola hasta Alaska mientras él atendía compromisos en Canadá. Reencontrados en el pequeño pueblo de Tok, emprendieron juntos de nuevo la que sería la gran aventura americana: llegar a Inuvik, en el Círculo Polar Ártico, tras recorrer una pista de grava de más de 700 kilómetros. Tras eso, Valdez, donde se completó la Ruta Exploradores Olvidados junto a otros dos viajeros españoles: Domingo Ortego y Fernando Quemada. Con los deberes hechos, tocaba emprender el largo camino al Este.


Unas veces juntos y otras separados, fueron quemando etapas: Sturgis, Chicago, Toronto… y finalmente, Nueva York, la capital del mundo, perfecta metáfora del logro conseguido. Desde la Gran Manzana, ambos volarán a España para atender sus respectivos compromisos, la intervención de Alicia Sornosa el 7 de septiembre, en el Evento BMW Riders 2012 de Formigal donde se proyectarán sendos documentales: uno será el resumen del histórico viaje de la primera española en completar la vuelta al mundo y el otro el apoteósico culmen de la REO. Será recibido en Tres Cantos el día 15 del mismo mes.

Pero esto no será el final de sus caminos pues ambos pondrán proa a Sudamérica para iniciar una nueva aventura. ¿Juntos o separados? El destino lo decidirá porque los viajes en moto son sinónimos de libertad. De libertad de arrancar, de parar, de juntarse o de separarse. Sea como sea, seguro que será tan interesante seguirlos en su ruta panamericana como lo ha sido hacerlo en su vuelta al mundo.

 

 

 

 

Informacion adicional

  • -
Lunes, 17 de Diciembre de 2012 21:29

Alicia Sornosa ahora trata iguanas como a perritos.

Alicia nos pregunta en su video: ¿ Has tratado alguna vez a una iguana como a un perro?  ... Yo sí.

Miércoles, 19 de Junio de 2013 20:59

Alicia Sornosa desde Galicia

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 18
Me gusta esto

Pruebas en CPB