• TRES EQUIPOS DE ŠKODA MOTORSPORT EN EL RALLY DE MONTE CARLO - JAN KOPECKÝ BUSCA LA VICTORIA EN WRC2

    TRES EQUIPOS DE ŠKODA MOTORSPORT EN EL RALLY DE MONTE CARLO - JAN KOPECKÝ BUSCA LA VICTORIA EN WRC2


    Publish In: Competición
  • LOS PEUGEOT 3008 DKR SE MANTIENEN EN LO MÁS ALTO DE LA CLASIFICACIÓN GENERAL DEL DAKAR

    LOS PEUGEOT 3008 DKR SE MANTIENEN EN LO MÁS ALTO DE LA CLASIFICACIÓN GENERAL DEL DAKAR


    Publish In: Competición
  • Premios

    Premios "Connected Car" para el Opel Insignia y el Opel Vivaro Life


    Publish In: Opel
  • Federal-Mogul Powertrain suministra tecnologías de motor a los 10 ganadores del premio Wards 10 Best Engines de 2018


    Publish In: Actualidad
  • TAB Spain presenta su Plan de Formación 2018/2019

    TAB Spain presenta su Plan de Formación 2018/2019


    Publish In: Actualidad
  • DAKAR 2018: IVECO SIGUE EN LA LUCHA TRAS CONSEGUIR UN DOBLETE EN EL PODIO DE LA ETAPA 10

    DAKAR 2018: IVECO SIGUE EN LA LUCHA TRAS CONSEGUIR UN DOBLETE EN EL PODIO DE LA ETAPA 10


    Publish In: Competición
  • APRILIA SX 50 Y RX 50


    Publish In: Actualidad
  • DERBI SENDA X-TREME Y SENDA RACING


    Publish In: Actualidad
  • Land Rover lanza un Defender V8 con motivo del 70º Aniversario de la marca

    Land Rover lanza un Defender V8 con motivo del 70º Aniversario de la marca


    Publish In: Land Rover
  • I FORO HYUNDAI SOBRE LA MUJER EN EL MUNDO DELA AUTOMOCIÓN

    I FORO HYUNDAI SOBRE LA MUJER EN EL MUNDO DELA AUTOMOCIÓN


    Publish In: Hyundai
  • Los nuevos Subaru XV e Impreza, obtienen el premio de Euro NCAP por ser los más seguros de la categoría pequeño vehículo familiar.

    Los nuevos Subaru XV e Impreza, obtienen el premio de Euro NCAP por ser los más seguros de la categoría pequeño vehículo familiar.


    Publish In: Subaru
  • IVECO DOMINA EL AFRICA ECO RACE 2018: GERARD DE ROOY CONSIGUE LA VICTORIA PARA EL EQUIPO PETRONAS DE ROOY IVECO

    IVECO DOMINA EL AFRICA ECO RACE 2018: GERARD DE ROOY CONSIGUE LA VICTORIA PARA EL EQUIPO PETRONAS DE ROOY IVECO


    Publish In: Competición
  • Nuevos modelos Mercedes-AMG 53 en las gamas CLS, E Coupé y E Cabrio

    Nuevos modelos Mercedes-AMG 53 en las gamas CLS, E Coupé y E Cabrio


    Publish In: Mercedes Benz
  • Jeep Renegade 2018:   más conectividad y funcionalidad

    Jeep Renegade 2018: más conectividad y funcionalidad


    Publish In: Jeep
  • SERIE LIMITADA CLIO R.S. 2018:  EL ESPÍRITU DE LA FÓRMULA 1, EN LA CALLE

    SERIE LIMITADA CLIO R.S. 2018: EL ESPÍRITU DE LA FÓRMULA 1, EN LA CALLE


    Publish In: Renault
  • PODIUM PARA SAM BIRD EN MARRAKECH

    PODIUM PARA SAM BIRD EN MARRAKECH


    Publish In: Competición
  •  JAGUAR RACING ANUNCIA LA COLABORACIÓN CON MICHELIN EN EL JAGUAR I-PACE ETROPHY

    JAGUAR RACING ANUNCIA LA COLABORACIÓN CON MICHELIN EN EL JAGUAR I-PACE ETROPHY


    Publish In: Competición
  • Cristina Gutiérrez y su Mitsubishi Montero completan con éxito la primera semana del Dakar más duro de la Historia

    Cristina Gutiérrez y su Mitsubishi Montero completan con éxito la primera semana del Dakar más duro de la Historia


    Publish In: Competición
  • NISSAN PRESENTA LA COPA MICRA 2018

    NISSAN PRESENTA LA COPA MICRA 2018


    Publish In: Nissan
  •  	GURPRATAP BOPARAI, NOMBRADO NUEVO DIRECTOR GERENTE DE ŠKODA AUTO INDIA PRIVATE LTD.

    GURPRATAP BOPARAI, NOMBRADO NUEVO DIRECTOR GERENTE DE ŠKODA AUTO INDIA PRIVATE LTD.


    Publish In: Skoda

Turbo TV

Programas Turbo TV
Pruebas Turbo TV
Baúl de los recuerdos

Cursos conducción


Más leídos

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterVisitas Hoy5158
mod_vvisit_counterVisitas Ayer11804
mod_vvisit_counterVisitas esta Semana67040
mod_vvisit_counterVisitas este mes256899
mod_vvisit_counterVisitas el mes pasado508248
mod_vvisit_counterTodas las visitas30137385

Tu IP: 54.167.126.106


La viajera Alicia Sornosa ha vuelto a conseguir realizar un reto que se propuso el pasado mes de marzo en la isla de Tasmania (Australia), unir en el viaje los dos puntos del Mundo, el océano Antártico con el Ártico. Por fin lo ha conseguido.

Informacion adicional

  • -
Después de estar más de un mes y medio en Japón, desde la Isla norte de Hokkaido hasta el sur de la isla de Tokio, sin hablar japonés y muy mal inglés, he redactado este “decálogo” para animados a que visitéis este gran país, una cultura diferente que me ha permitido volver a sorprenderme. Espero que os guste e incluso, que os sirva…
Otro milagro de los que me pasan a mi: Después de haberme cargado el embrague por el espantoso barrizal que tuvimos que pasar Andres Ernesto Perez Ramirez y yo hace dos días en la mítica RUTA 40 de Argentina, resulta que embrague desde Santiago tarda más de 10 días en llegar y cuesta una pasta...

Pero gracias a Ricardo Lamancha, me pongo en contacto con Aníbal Vickacka, que está en Punta Arenas, que casualmente tiene UN EMBRAGUE sin usar para mi moto desde hace no se cuanto tiempo...guardado, esperándome. Además de ser una persona estupenda y tener una mujer guapísima y rusa (anécdota sin importancia, pero me encantan estos detalles de la vida) me echa una mano con el recambio y me pone en contacto con su mecánico de confianza que es de padre gallego, de Vigo (uno de los muchos lugares preferidos de la piel de toro que me vio nacer), otro detalle que me gusta de la vida.

Total, que a 600 km de Ushuaia en el Hostal Patagónico en Punta Arenas (recomendable 100% si pasáis por aquí) estoy feliz y contenta. Gracias a todos de nuevo, de verdad que no se que tendré que hacer para devolver a la vida todo lo bueno de este ya año y medio....

Y mirad este vídeo si gustáis, es la empresa de Aníbal, a lo que se dedica...A-LU-CI-NAN-TE....
Martes, 19 de Agosto de 2014 08:45

De Europa a Asia: Kazajistán

Esta pasada semana ha servido para que la rider haya cruzado el siguiente pais: la República de Kazajistán. Una enorme extensión de terreno que antes perteneció a la antigua Unión Soviética, con dos idiomas oficiales: ruso y kazajo. Este país tiene como curiosidad que su territorio ocupa una parte de Europa y otra de Asia, por lo que ya podemos decir que Alicia ha cambiado de continente, encontrándose ahora en la parte asiática.
Las diferencias con Rusia son enormes: la gente es mucho más risueña y hay una especial mezcla de razas, encontrando conviviendo en armonía caras asiáticas, mongolas, caucásicas, rubios y morenos, ojos claros y oscuros. Los kazajos (cuyo nombre significa espíritu libre) han sido un pueblo nómada completamente vinculado con el caballo.

La travesía desde Rusia que finaliza en la frontera al este con este país, ha sido muy dura por las temperaturas que no han bajado de los 30 grados, las largas rectas, el infernal tráfico de camiones y el asfalto triturado o inexistente en muchas de las vías.
Por el contrario nuestra aventurera ha podido disfrutar de un día de offroad en uno de los lagos del país (Kostanai) y poner a prueba por pista sus Continental Trail Attack, que aunque las montó para el paso por carretera, responden perfectamente en terreno medio.

El siguiente paso es cruzar de nuevo la frontera rusa en Semay- Kolyvanskoe para realizar el cambio de neumáticos en ésta última ciudad rusa y preparar la BMW F700GS para el mejor de los caminos: el paso por la región de Altay, montañas, curvas y mucho offroad que la preparan para la entrada en Mongolia y la travesía por el desierto del Gobi.

La periodista dejó muy claro la finalidad del viaje: recaudar fondos para los niños de una pequeña localidad de Ulán Bator, escolarizarlos y si llega, terminar su casa. Para colaborar hay que donar desde un euro en la página web: www.aliciasornosa.com, en el botón de “donar”.
Cada semana, irá publicando la cantidad acumulada, la cual será utilizada en su totalidad para el bien de estos pequeños. Escolarizar a un niño, con el uniforme y los libros cuesta 180 euros, terminar la casa de una familia de cinco pequeños, con suelo, electricidad, camas y mesas para el estudio, 1.800 €.




Alicia Sornosa desembarca en Japón

Sábado, 15 de Febrero de 2014 11:39

El Camino a los Yungas

Habíamos intentado cruzar el puerto una vez, pero la nieve no nos permitió el paso, y aunque hubiésemos pasado, no sabíamos si podríamos volver. Pero esta vez lloviera  o nevara, teníamos que pasar.

EL puerto de La Paz es precioso, y el el alto tiene una gran cruz. Allí las gentes hacen sus ofrendas a la Pachamama (a la Madre Tierra) y la verdad que te sientes tan pequeño en la inmensidad de esa montaña entre las paredes de piedra, con la nieve recién posada a modo de alfombra inmaculada, con las cascadas que caen del deshielo de sus cumbres más altas con forma de velos largos de gasa suave, que en bajito, para mis adentros, también di las gracias por permitirme contemplar semejante espectáculo, esta vez y a diferencia de la tarde anterior, sin nieve ni lluvia. Subí hasta la gran cruz respiré hondo, miré, contemplé y volví a bajar. Ahora si que si. Arrancamos las dos BMWs y salimos cuesta abajo adelantando autobuses y camiones. La carretera es, y lo reporto una vez más, espectacular.

Disfrutando de las vistas de la carretera

Y seguimos bajando el puerto con una débil lluvia que no me provocaba aún ponerme los pantalones de lluvia, hasta encontrarnos un largo túnel que atravesamos despacio, y ahora si y ante la inminente salida a modo de cortina de agua en su apertura, parando dentro para ponerlos la ropa de lluvia. La niebla comenzaba a pegaste al suelo,  ”niebla meona” como decimos en mi casa cuando la niebla moja mucho. Poco a poco el clima pasaba de seco a húmedo, de frío a más cálido y la vegetación se hacía densa y más verde. La carretera y sus puentes, uno detrás de otro, curva a curva, descendían dejando ver un enorme valle entre colinas. el color predominante el verde en todas las tonalidades, desde las más claras a la más oscuras sin dejar lugar al marrón o al negro. Unos metros más abajo se intuía un río, el que lleva todo el agua que hace que todo sea tan verde. La niebla subió (o nosotros bajamos lo suficiente) encontrándonos con el primer obstáculo del camino. La carretera tapada por un montón de tierra de un desprendimiento, mezclado con el agua de un arrollo vertical, produciendo un barro resbaladizo y nada recomendable, y menos (según lo veo yo) con los gigantes camiones que vienen de frente, las furgonetas de pasajeros a modo de microbuses cruzándose por detrás, delante y los lados, sin avisar y más y más agua corriendo por todas partes, por las huellas del camión que acababa de pasar o por las huellas imborrables de todos los vehículos que llenaban circulando por ahí desde el amanecer. Volví la vista arriba, abajo y le pedí a la Pachamama que no me atrajera al su embarrado suelo.

IMG_2137

La verdad, he de confesar que soy miedica hasta que me doy cuenta que mis neumáticos son geniales y que mi moto no se cae y que puedo hacerlo y que si no me he caído ya en otros sitios peores, pues que paso y ya está. Cuando termino repensar en todo eso, ya he pasado por el barro, esquivado los camiones, esquivado las furgonetas a modo de microbuses, pedido perdón por todos mis pecados y rezado partes de una oración e cuando era párvula que casi no recuerdo.  De nuevo en el asfalto que a tramos se convierte en un incómodo adoquinado de piedras extraídas de una pared no muy lejana, que pretender ser adoquines de extrañas y caprichosas formas y que no lo consiguen. Poco a poco y de nuevo cuesta arriba llegamos al cartel de “Corico”. A la derecha una increíble ciudad suspendida en lo alto de la montaña. Preciosa, multicolor y con pinta de alegre. Tanto descenso (de 4.680 m a menos de 1.000m) nos ha dado hambre, mi compañero (Andrés) y yo decidimos afrontar la Carretera de la Muerte con el estómago lleno, por lo que pueda pasar, que nunca se sabe y casi siempre pasa. Pero antes, gasolina. En la estación de servicio de la carretera no había (o no nos quieren servir, que ya es algo normal en nuestro periplo por Bolivia) pero como hay otra en la subida al pueblo nos vamos sin más problema, ni preguntar, pero al llegar a la gasolinera, unos conos advierten de no pasar (yo los paso, claro) y tras atravesarlos una mujer le dice a Andrés que no hay gasolina hasta el martes. Yo aprovecho para hacer una bonita foto del pueblo que cada vez se me antoja más bonito…y alegre.

Pues nada, no hay gasolina, vamos a comer y a ver qué se nos ocurre.

Mientras comemos pensamos en quedarnos, pero hasta el martes que se supone llega la gasolina (es sábado) nos sale más caro el hotel que la gasolina amperio de Europa. Desde Coroico hay unos 80 km hasta el puerto de la Paz, luego es cuesta abajo. Con mi gasolina, llego, pero la F 800GS que gasta un poco más y tiene un poco menos no nos arriesgamos a que se pare en el ascenso y  menos plan tenerla que remolcar en medio del puerto. Tras la comida buscamos una solución preguntando, que como dice mi madre, se llega a Roma. Y así nos enteramos que los taxistas guardan bidones por “si las moscas”. Nos venden unos litros a 10 bolivianos, más caros que el oro, pero no queda otra. Lleno 8 litros (suficientes) y por fin, llega el momento de recorrer una de las carreteras míticas del continente suramericano.

antes de caer en el vadeo

Lavando los calcetines en el río.

Si, así he comenzado esta carretera, empapada. Y lo peor no ha sido caer en un vadeo (profundo pero estrecho), no ha sido ver un cartel de “prohibido lavar vehículos” al lado de un camión que lo estaba enjabonando. No ha sido morirme de vergüenza ante la cámara, no ha sido cabrearme con Andrés que seguía grabando mientras mis maletas sumergidas en el río se hundían más y más…ha sido notar ese agua helada en mis dos botas y por ende en mis piececitos , como si hubiese querido lavar mis calcetines con ellas puestas. Y no es por mojarme y escurrir calcetín, es por los máximo de tres grados que hace en la ascensión hacia La Paz;  es por que mi moto lleva calienta puños, pero no plantillas calefactadas, es por que tengo un catarro, que ya no me lo quita nadie y eso que no fumo. En fin, que al rato se me pasa el cabreo, escurro en tres ocasiones los calcetines (para colmo, los más gorditos), escucho a Andrés darme una lección magistral de llevar siempre ropa de repuesto de mala gana (me hubiera encantado saber si él llevaba los dichosos calcetines de repuesto) y comienzo a disfrutar de esa sinuosa y estrecha pista de tierra y piedras con cataratas que te caen encima llamada Camino a los Yungas y reconocida mundialmente como Carretera de la Muerte.

En El Camino a los Yungas, secandose los calcetines

El camino es espectacular, pero no da tanto miedo como promete su nombre. Primero por los relucientes quita miedos de acero que hay en cada curva y después por la niebla que vuelve a ser compañera que no nos permite sentir el vértigo de los imponentes barrancos ya que no los vemos. Bueno, un poco de miedo si he pasado al atravesar alguna catarata y por no mojarme mucho arrimar demasiado la rueda a borde de la carretera, a unos centímetros de caer al vacío por no mojarme más de lo que estoy…Y glup! sin niebla, el barranco acojona. Y entre curva y cubra y banco de niebla, foto. Pocas, que empieza a diluviar. Así que disfrutada esta carretera mítica, pasada y repasada en un día de medio sol, llegamos a la carretera de asfalto, nos despedimos de los Yungas y volvemos a La Paz para continuar un viaje de una manera mágica: La Isla del Sol en el lago más alto del mundo: el Titicaca.

LLEGADA A LUXOR; EL CARGUERO

Informacion adicional

  • - Las BMW deberán pasar la noche en el puerto y al día siguiente conseguir la importación de las mismas.
Viernes, 27 de Abril de 2012 17:30

Alicia Sornosa ya está en Los Angeles

Alicia Sornosa ha llegado hace unos dias a Los Angeles, (California) y así es como ella ha visto esta bonita ciudad...

Informacion adicional

  • -

La triunfal llegada de Descubierta a EEUU

Ya llevo una semanita en Los Angeles y hoy que he tenido un poco de relax, me he puesto a pensar en todo lo que ha sucedido en este tiempo, esta semana que llevo aquí.  Lo primero fue mandar la moto en avión desde Melbourne, cosa que al principio me parecía complicadísima (mi nivel de ingles es pésimo aunque mejora) ya que tenía que negociar la tarifa de carga con un agente que por supuesto no hablaba en español. Desde España me ofrecieron ayuda y la acepté, aunque al final no llegó a cuajar si me abrió las puertas para conocer al que llamaré mi super-agente: Nick, de Melbourne.

A base de traductor on-line y advirtiendole desde el principio que negociaríamos por mail para mejor entendimiento (por teléfono no me entero y con el acento australiano menos), conseguí reducir la tarifa desde los 9 dólares/kilo hasta los 5,2, cosa que no está nada mal para ser la primera vez que negocio este tipo de cosas, sin nadie al lado que me eche una mano. Tras cerrar el trato con una compañía aérea australiana, volví a pedir ayuda. Necesitaba una caja y la manera de llevarla hasta la zona de carga de la compañía. Fue fácil, en el concesionario de BMW de Melbourne, me informaron unos buenos amigos de allí, las cajas las tiran o regalan. Ni corta ni perezosa (esta vez con un poco de ayuda de Phil, que ha sido como mi hermano en Melbourne) me planté en BMW para hablar con el jefe de servicio y pedirle el favor. Me lo concedió ipso-facto, la verdad que son encantadores en este país de las Antípodas.

Al día siguiente John (otro amigo de Phill y ya mío) me acompañó con su Ford pick-up a recoger la liviana caja desmontable de madera (base) y contrachapado (las paredes) de tan solo 68 kg, algo que después de utlizar las pesadas cajas de madera en Kenia e India, me parecía alucinante. Le seguí con mi moto hasta la nave donde me ayudó a desmontar el manillar y retrovisores y atarla a la base de madera. Peso total: 315 kg, con sus cajas llenas y todo, ¡genial!. Ahí se quedó mi Descubierta, en una caja de cartón, esperando a ser metida en la bodega de un avión. Hecha la transferencia saqué un billete en el mismo vuelo y tras 14 horas de viaje y un mail impreso con las instrucciones, puse los pies en USA.

La cosa la pintaban muy complicada, en casa de Daniel y Nicole (otros buenos amigos que dejo allí) habíamos investigado los papeles necesarios para hacer la importación temporal ya que el carnet de passage en EEUU no sirve de nada. Tenía que haber mandado una carta a la EPA con la noticia y datos de la temporal importación de mi moto con una semana de antelación y haber obtenido respuesta pero lo hacía con tres días de margen, nada más. Iba sin ese papel, que seguro me pedirían en aduanas y sin el cual, la moto la volverían a enviar a Australia o Canadá, pero en USA no iba a tocar el suelo.

Tras el largo viaje de 14 horas en el que me adelantaba en el tiempo al volar al revés que el movimiento de la tierra, el avión puso sus ruedas en suelo yanki. De llegadas internacional me dirigí a “customs” en un taxi. Cuando entré en el enorme edificio de una planta que estaba casi vacío, una máquina de tikets de “su turno” y cuatro ventanillas vacías me daban la bienvenida. Tragué saliva y recé por que me atendiera un hombre…

Nada más lejos de mis deseos, se acercaba una mujer, negra, grande y con pinta de mala leche hacía mi ventanilla. Volví a tragar saliva. Me temblaban las manos de los nervios y el gigantesco jet-lag que tenía encima en esos momentos. El corazón me latía deprisa, la mujer se dirigió a mi y no entendí un pimiento. Encima el idioma, me puse muy seria, casi no podía ni sonreír.  Como buenamente pude le expliqué que necesitaba un sello para sacar mi moto de la zona de carga del aereopuerto. Ella miraba una tabla de importaciones una y otra vez y yo me atreví a volver a explicar que estaba de paso, a enseñarle todos los papeles que tenía y a sacar el carnet de passage. Ella os miraba mientras descartaba la amarilla carpeta diciendo, “este documento no lo reconozco”.

Por enésima vez fui consciente de que tragaba saliva. Me miró y me dijo que la dejara trabajar en paz, que me sentara en una de las sillas-clones del fondo de a vacía sala y que eso de no saber qué hacer con mis papeles, era su problema y ella lo tenía que solucionar. ¿Su problema?, pensé, problema el mío como no le de la gana de sellarme el dichoso papel de salida. A los 5 minutos la impaciencia me comía y me acerqué de nuevo con todos los papeles a la ventanilla. La mujer me volvió a mandar a mi sitio. La he cagado, pensé de nuevo, ahora por idiota e impaciente me lo va a devolver todo. Me llamó, me soltó una charla que acababa en alguna pregunta. Mi cara de interrogación hacía que se desesperara por lo que llamó a una hispana con la que me entendí de maravilla. También se unió a la charla otro policía, este de origen asiático, que se interesó por mi viaje le di la dirección de mi web y se fue a mirarlo en el ordenador. Eso me daba ventaja, un hombre, una hispana y un ordenador. Bien!. La mujer americana seguía dale que te pego a los papeles, el ordenador y el teléfono.

Tras mandarme venir de nuevo a la ventanilla con un gesto de la mano y hacerme rellenar los mismos papeles que ya llevaba yo rellenos e impresos y por duplicado, me pregunta por una dirección postal, casi me pongo a llorar. pero respiré hondo de nuevo y en tres milésimas de segundo recordé los anteriores pasos fronterizos, lo de la dirección no sirve para nada, es un mero trámite, venga, échale morro. y casi sin pestañear le doy la dirección escrita en el mail del amigo del agente de Melbourne que me escribío las instrucciones con las posibles catástrofes de re-envío de mi moto a otro país si el papel de la EPA no llegaba a tiempo y se les cruzaba el cable en aduanas. Por fin veo que saca un sello, el asiático vuelve encantado con lo que ha visto en internet, la hispana me repite todo lo que la negra dice. Yo no oigo nada, solo veo los papeles en mis manos y el sello de la libertad. Cuando tengo todo en mi poder me permito el lujo de pedir que llamen un taxi para mi. Estoy salvada. Y me vuelvo hacia la poli, ¿Cuanto tengo que pagar?, Nada, me responde. Jum! me empieza a gustar este país.

Informacion adicional

  • -
Martes, 09 de Agosto de 2011 20:49

RUTA DE LOS EXPLORADORES OLVIDADOS

Un español salvó 5.200 judíos de Auschwitz: homenaje a Ángel Sanz Briz.

En su regreso de Cabo Norte y antes de asistir al Gran Premio de Brno, Miquel Silvestre ha visitado el monumento a los héroes del Ghetto de Varsovia, el único que se rebeló frente a las tropas nazis aún sabiendo que sería completamente aniquilado.

Informacion adicional

  • - Un español salvó 5.200 judíos de Auschwitz: homenaje a Ángel Sanz Briz.
Publicado en BMW
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 18
Me gusta esto

Pruebas en CPB