• ...del baúl de los recuerdos: Subida Charra, 1985


    Publish In: Baúl de los recuerdos
  • CAMPEONATO BÁLTICO DE TURISMOS, BIKERNIEKI: RECTA FINAL DE LA TEMPORADA

    CAMPEONATO BÁLTICO DE TURISMOS, BIKERNIEKI: RECTA FINAL DE LA TEMPORADA


    Publish In: Competición
  • TCR RUSIA, MOSCOW RACEWAY: UN CAMPEONATO CADA VEZ MÁS EMOCIONANTE

    TCR RUSIA, MOSCOW RACEWAY: UN CAMPEONATO CADA VEZ MÁS EMOCIONANTE


    Publish In: Competición
  • TCR ESCANDINAVIA, CIRCUITO DE KARLSKOGA: DAHLGREN, LÍDER A FALTA DE DOS CITAS PARA EL FINAL

    TCR ESCANDINAVIA, CIRCUITO DE KARLSKOGA: DAHLGREN, LÍDER A FALTA DE DOS CITAS PARA EL FINAL


    Publish In: Competición
  • TCR ALEMANIA, CIRCUITO DE NÜRBURGRING: CUPRA NO SE BAJA DEL PODIO

    TCR ALEMANIA, CIRCUITO DE NÜRBURGRING: CUPRA NO SE BAJA DEL PODIO


    Publish In: Competición
  • ...del baúl de los recuerdos: RALLY CAJALICANTE 1985


    Publish In: Baúl de los recuerdos
  • Rally de Alemania (22 al 25 de agosto) – Previo

    Rally de Alemania (22 al 25 de agosto) – Previo


    Publish In: Competición
  • ÓSCAR PALACIO EN LA SEXTA EDICIÓN DE CARBAYIN

    ÓSCAR PALACIO EN LA SEXTA EDICIÓN DE CARBAYIN


    Publish In: Competición
  • El Porsche Cayenne más potente es un híbrido enchufable

    El Porsche Cayenne más potente es un híbrido enchufable


    Publish In: Porsche
  • EL LEÓN NUNCA DUERME: PEUGEOT SPORT DESARROLLA UNA NUEVA GENERACIÓN DE SUPERDEPORTIVOS ELECTRIFICADOS

    EL LEÓN NUNCA DUERME: PEUGEOT SPORT DESARROLLA UNA NUEVA GENERACIÓN DE SUPERDEPORTIVOS ELECTRIFICADOS


    Publish In: Peugeot
  • Adiós a los puntos ciegos: el Opel Combo Cargo con un nuevo sistema de cámara

    Adiós a los puntos ciegos: el Opel Combo Cargo con un nuevo sistema de cámara


    Publish In: Opel
  • ESPARGARÓ EN LOS PUNTOS EN EL GP DE AUSTRIA

    ESPARGARÓ EN LOS PUNTOS EN EL GP DE AUSTRIA


    Publish In: Competición
  • Dani Sordo, campeón de la XIII edición del Rallye Memorial Cristian López

    Dani Sordo, campeón de la XIII edición del Rallye Memorial Cristian López


    Publish In: Competición
  • LA IMPRESIONANTE EVOLUCIÓN DE LA ELECTRIFICACIÓN EN PORSCHE EN UNA DÉCADA

    LA IMPRESIONANTE EVOLUCIÓN DE LA ELECTRIFICACIÓN EN PORSCHE EN UNA DÉCADA


    Publish In: Porsche
  • NUEVO HÍBRIDO ENCHUFABLE DE MERCEDES: EL CLASE C 300 e

    NUEVO HÍBRIDO ENCHUFABLE DE MERCEDES: EL CLASE C 300 e


    Publish In: Mercedes Benz
  • EL PILOTO DE CITROËN PEPE LÓPEZ DEBUTA EN MADEIRA CON UN SEGUNDO PUESTO

    EL PILOTO DE CITROËN PEPE LÓPEZ DEBUTA EN MADEIRA CON UN SEGUNDO PUESTO


    Publish In: Competición
  • VACACIONES EN LA TOSCANA POR 15 EUROS

    VACACIONES EN LA TOSCANA POR 15 EUROS


    Publish In: Seat
  • ŠKODA FABIA BLACK EDITION, NUEVA VERSIÓN DEPORTIVA EXCLUSIVA PARA ESPAÑA

    ŠKODA FABIA BLACK EDITION, NUEVA VERSIÓN DEPORTIVA EXCLUSIVA PARA ESPAÑA


    Publish In: Skoda
  • ...del baúl de los recuerdos: Copa Renault 5 en el circuito de Estoril, 1985

    ...del baúl de los recuerdos: Copa Renault 5 en el circuito de Estoril, 1985


    Publish In: Baúl de los recuerdos
  • El nuevo Mercedes-Benz CLA Shooting Brake al detalle

    El nuevo Mercedes-Benz CLA Shooting Brake al detalle


    Publish In: Mercedes Benz

Cursos conducción


Más leídos

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterVisitas Hoy4034
mod_vvisit_counterVisitas Ayer10558
mod_vvisit_counterVisitas esta Semana14592
mod_vvisit_counterVisitas este mes238437
mod_vvisit_counterVisitas el mes pasado493703
mod_vvisit_counterTodas las visitas36102139

Tu IP: 34.238.189.171
Martes, 11 de Diciembre de 2012 21:17

De Bogotá a Cali

De Bogotá a Cali

Lunes, 08 de Octubre de 2012 19:09

De Vancouver a Stewart: sin osos a la vista.

En la ruta hacia Alaska
Miércoles, 17 de Septiembre de 2014 14:44

La llegada a la tierra del Sol Naciente (Alicia Sornosa)

Mi BMW F700GS, bautizada como Ulán en honor a la capital de Mongolia,y yp, acabamos de llegar a  tierra nipona. Tras un largo viaje por la carretera Transiberiana, desde Ulán Ude a Chitá y desde allí a Khavarovsk, donde he tenido que superar todo tipo de terrenos ya que esta carretera está en constante construcción o arreglo. Asfalto que se convertía en tierra, piedras e incluso grava, entre máquinas trabajando o sorteando los inmensos camiones tren. Una vez en Vanino junto a otro español, Daniel que pilota desde Mongolia una antigua Honda África Twin, y debido a no tener carnet de passage, decidí tomar el camino hasta Japón por el trayecto  más complicado, desde  la isla rusa de Sakhajin, a Khomlay de allí a Korsacov para llegar en Ferry al puerto japonés de la isla de Hokkaido, una de las más desconocidas de este país.

Captura de pantalla 2014-09-10 a la(s) 10.39.00

Hasta el momento desde que salí el día 2 de agosto de Madrid, he recorrido más de 15.000 km en el continente europeo y asiático. Ahora queda legar hasta la capital, Tokio, para unir simbólicamente estos dos países, España y Japón, en el aniversario de sus 400 años de relaciones comerciales.

El camino ha sido duro, aunque el tiempo, hasta salir hacia las islas, nos ha permitido rodar sin lluvia, ahora diluvia, en tanto tiempo hay de todo tipo de clima para ponerse uno a prueba. Después de este viaje puedo decir que he rodado sobre casi todos los terrenos posibles del mundo, desde la sal de Uyuni, el barro del sur de América, las mejores carreteas de Australia, el ripio argentino, la arena en África y todas las capas de terreno diferente con las que se construyen las carreteras”

ba29d99f2b8b573e330e82022738c688

Durante la estancia en el puerto de Vanino sufrí un  pequeño accidente, ya que fui atacada por un perro justo antes de subir al ferry ruso, que me propinó un mordisco en la pierna sin más consecuencias que dos pequeñas heridas que curan bien y los consiguientes moratones.

Ahora toma rumbo al sur, a conquistar en pocas semanas Japón.

 

Gracias a todos por estar ahí.

Desde Singapur se dirigió, esta vez por el aire, hasta Perth donde cogió uno de los trenes míticos Australianos, el Indian Pacific, entre Perth y Melbourne, aunque la viajera se apeó en Adelaida, recorriendo los 2.780 kilómetros que hay entre esas dos ciudades. Tras pasar la primera semana en esta ciudad del Oeste de Australia, visitar un parque natural con sus canguros y participar en el día de Australia, se dirigió a Melbourne.

Informacion adicional

  • - La periodista y ahora viajera Alicia Sornosa*, ha llegado a Sydney tras su aventura por el note de Australia.
Jueves, 06 de Junio de 2013 18:14

Curso de Trail para viajeros.

En nuestras instalaciones de Bercimuel (CPB), Alicia Sornosa y Andrés Perez llevaron a cabo su primer curso para motoristas viajeros.


Viernes, 27 de Abril de 2012 17:30

Alicia Sornosa ya está en Los Angeles

Alicia Sornosa ha llegado hace unos dias a Los Angeles, (California) y así es como ella ha visto esta bonita ciudad...

Informacion adicional

  • -

Camino a Dempster, casi 1.500 kms. de ruta para llegar al Círculo Polar Artico.

Informacion adicional

  • -
Sábado, 15 de Febrero de 2014 11:39

El Camino a los Yungas

Habíamos intentado cruzar el puerto una vez, pero la nieve no nos permitió el paso, y aunque hubiésemos pasado, no sabíamos si podríamos volver. Pero esta vez lloviera  o nevara, teníamos que pasar.

EL puerto de La Paz es precioso, y el el alto tiene una gran cruz. Allí las gentes hacen sus ofrendas a la Pachamama (a la Madre Tierra) y la verdad que te sientes tan pequeño en la inmensidad de esa montaña entre las paredes de piedra, con la nieve recién posada a modo de alfombra inmaculada, con las cascadas que caen del deshielo de sus cumbres más altas con forma de velos largos de gasa suave, que en bajito, para mis adentros, también di las gracias por permitirme contemplar semejante espectáculo, esta vez y a diferencia de la tarde anterior, sin nieve ni lluvia. Subí hasta la gran cruz respiré hondo, miré, contemplé y volví a bajar. Ahora si que si. Arrancamos las dos BMWs y salimos cuesta abajo adelantando autobuses y camiones. La carretera es, y lo reporto una vez más, espectacular.

Disfrutando de las vistas de la carretera

Y seguimos bajando el puerto con una débil lluvia que no me provocaba aún ponerme los pantalones de lluvia, hasta encontrarnos un largo túnel que atravesamos despacio, y ahora si y ante la inminente salida a modo de cortina de agua en su apertura, parando dentro para ponerlos la ropa de lluvia. La niebla comenzaba a pegaste al suelo,  ”niebla meona” como decimos en mi casa cuando la niebla moja mucho. Poco a poco el clima pasaba de seco a húmedo, de frío a más cálido y la vegetación se hacía densa y más verde. La carretera y sus puentes, uno detrás de otro, curva a curva, descendían dejando ver un enorme valle entre colinas. el color predominante el verde en todas las tonalidades, desde las más claras a la más oscuras sin dejar lugar al marrón o al negro. Unos metros más abajo se intuía un río, el que lleva todo el agua que hace que todo sea tan verde. La niebla subió (o nosotros bajamos lo suficiente) encontrándonos con el primer obstáculo del camino. La carretera tapada por un montón de tierra de un desprendimiento, mezclado con el agua de un arrollo vertical, produciendo un barro resbaladizo y nada recomendable, y menos (según lo veo yo) con los gigantes camiones que vienen de frente, las furgonetas de pasajeros a modo de microbuses cruzándose por detrás, delante y los lados, sin avisar y más y más agua corriendo por todas partes, por las huellas del camión que acababa de pasar o por las huellas imborrables de todos los vehículos que llenaban circulando por ahí desde el amanecer. Volví la vista arriba, abajo y le pedí a la Pachamama que no me atrajera al su embarrado suelo.

IMG_2137

La verdad, he de confesar que soy miedica hasta que me doy cuenta que mis neumáticos son geniales y que mi moto no se cae y que puedo hacerlo y que si no me he caído ya en otros sitios peores, pues que paso y ya está. Cuando termino repensar en todo eso, ya he pasado por el barro, esquivado los camiones, esquivado las furgonetas a modo de microbuses, pedido perdón por todos mis pecados y rezado partes de una oración e cuando era párvula que casi no recuerdo.  De nuevo en el asfalto que a tramos se convierte en un incómodo adoquinado de piedras extraídas de una pared no muy lejana, que pretender ser adoquines de extrañas y caprichosas formas y que no lo consiguen. Poco a poco y de nuevo cuesta arriba llegamos al cartel de “Corico”. A la derecha una increíble ciudad suspendida en lo alto de la montaña. Preciosa, multicolor y con pinta de alegre. Tanto descenso (de 4.680 m a menos de 1.000m) nos ha dado hambre, mi compañero (Andrés) y yo decidimos afrontar la Carretera de la Muerte con el estómago lleno, por lo que pueda pasar, que nunca se sabe y casi siempre pasa. Pero antes, gasolina. En la estación de servicio de la carretera no había (o no nos quieren servir, que ya es algo normal en nuestro periplo por Bolivia) pero como hay otra en la subida al pueblo nos vamos sin más problema, ni preguntar, pero al llegar a la gasolinera, unos conos advierten de no pasar (yo los paso, claro) y tras atravesarlos una mujer le dice a Andrés que no hay gasolina hasta el martes. Yo aprovecho para hacer una bonita foto del pueblo que cada vez se me antoja más bonito…y alegre.

Pues nada, no hay gasolina, vamos a comer y a ver qué se nos ocurre.

Mientras comemos pensamos en quedarnos, pero hasta el martes que se supone llega la gasolina (es sábado) nos sale más caro el hotel que la gasolina amperio de Europa. Desde Coroico hay unos 80 km hasta el puerto de la Paz, luego es cuesta abajo. Con mi gasolina, llego, pero la F 800GS que gasta un poco más y tiene un poco menos no nos arriesgamos a que se pare en el ascenso y  menos plan tenerla que remolcar en medio del puerto. Tras la comida buscamos una solución preguntando, que como dice mi madre, se llega a Roma. Y así nos enteramos que los taxistas guardan bidones por “si las moscas”. Nos venden unos litros a 10 bolivianos, más caros que el oro, pero no queda otra. Lleno 8 litros (suficientes) y por fin, llega el momento de recorrer una de las carreteras míticas del continente suramericano.

antes de caer en el vadeo

Lavando los calcetines en el río.

Si, así he comenzado esta carretera, empapada. Y lo peor no ha sido caer en un vadeo (profundo pero estrecho), no ha sido ver un cartel de “prohibido lavar vehículos” al lado de un camión que lo estaba enjabonando. No ha sido morirme de vergüenza ante la cámara, no ha sido cabrearme con Andrés que seguía grabando mientras mis maletas sumergidas en el río se hundían más y más…ha sido notar ese agua helada en mis dos botas y por ende en mis piececitos , como si hubiese querido lavar mis calcetines con ellas puestas. Y no es por mojarme y escurrir calcetín, es por los máximo de tres grados que hace en la ascensión hacia La Paz;  es por que mi moto lleva calienta puños, pero no plantillas calefactadas, es por que tengo un catarro, que ya no me lo quita nadie y eso que no fumo. En fin, que al rato se me pasa el cabreo, escurro en tres ocasiones los calcetines (para colmo, los más gorditos), escucho a Andrés darme una lección magistral de llevar siempre ropa de repuesto de mala gana (me hubiera encantado saber si él llevaba los dichosos calcetines de repuesto) y comienzo a disfrutar de esa sinuosa y estrecha pista de tierra y piedras con cataratas que te caen encima llamada Camino a los Yungas y reconocida mundialmente como Carretera de la Muerte.

En El Camino a los Yungas, secandose los calcetines

El camino es espectacular, pero no da tanto miedo como promete su nombre. Primero por los relucientes quita miedos de acero que hay en cada curva y después por la niebla que vuelve a ser compañera que no nos permite sentir el vértigo de los imponentes barrancos ya que no los vemos. Bueno, un poco de miedo si he pasado al atravesar alguna catarata y por no mojarme mucho arrimar demasiado la rueda a borde de la carretera, a unos centímetros de caer al vacío por no mojarme más de lo que estoy…Y glup! sin niebla, el barranco acojona. Y entre curva y cubra y banco de niebla, foto. Pocas, que empieza a diluviar. Así que disfrutada esta carretera mítica, pasada y repasada en un día de medio sol, llegamos a la carretera de asfalto, nos despedimos de los Yungas y volvemos a La Paz para continuar un viaje de una manera mágica: La Isla del Sol en el lago más alto del mundo: el Titicaca.

Viernes, 14 de Marzo de 2014 09:59

Termina un viaje, comienzan otras aventuras.

El tiempo se agota y nuestra aventurera Alicia Sornosa toma el avión de vuelta a España. Han sido tres meses de rutas, caminos, amistad, temporales de lluvia y calor, trabajo social y grabaciones que quedan reflejadas para siempre en Carreteras Míticas: América del Sur.

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 16
Me gusta esto

Pruebas en CPB