• Centrados en los GT: Porsche competirá en Le Mans con cuatro coches oficiales

    Centrados en los GT: Porsche competirá en Le Mans con cuatro coches oficiales


    Publish In: Competición
  • La nueva Clase S Coupé y la nueva Clase S Cabrio

    La nueva Clase S Coupé y la nueva Clase S Cabrio


    Publish In: Mercedes Benz
  • Un Valeo Innovation Challenge inédito para ayudar a los estudiantes a crear su start-up

    Un Valeo Innovation Challenge inédito para ayudar a los estudiantes a crear su start-up


    Publish In: Actualidad
  • Hyundai Motor lanza la campaña

    Hyundai Motor lanza la campaña "Be There With Hyundai" de la mano de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018


    Publish In: Hyundai
  • Ford presenta los nuevos Tourneo Connect y Tourneo Courier con más estilo, eficiencia y tecnología

    Ford presenta los nuevos Tourneo Connect y Tourneo Courier con más estilo, eficiencia y tecnología


    Publish In: Ford
  • Ford presenta dos novedades en la superventas gama Transit, las nuevas Transit Connect y Transit Courier

    Ford presenta dos novedades en la superventas gama Transit, las nuevas Transit Connect y Transit Courier


    Publish In: Ford
  • SEAT construye el almacén automático más alto de España

    SEAT construye el almacén automático más alto de España


    Publish In: Seat
  • El nuevo SUV Ford EcoSport aumenta su calidad, tecnología y capacidad para ofrecer mayor confianza y comodidad

    El nuevo SUV Ford EcoSport aumenta su calidad, tecnología y capacidad para ofrecer mayor confianza y comodidad


    Publish In: Ford
  • HONDA INVIERTE EN UN REVOLUCIONARIO SIMULADOR DE CONDUCCIÓN PARA FUTUROS PROYECTOS DE I+D

    HONDA INVIERTE EN UN REVOLUCIONARIO SIMULADOR DE CONDUCCIÓN PARA FUTUROS PROYECTOS DE I+D


    Publish In: Honda
  •   El Centro de Prototipos de Desarrollo de SEAT (CPD) cumple este año su décimo aniversario

    El Centro de Prototipos de Desarrollo de SEAT (CPD) cumple este año su décimo aniversario


    Publish In: Seat
  • RENAULT PREPARA LAS INFRAESTRUCTURAS PARA EL VEHÍCULO AUTÓNOMO Y CONECTADO DEL FUTURO CON SCOOP

    RENAULT PREPARA LAS INFRAESTRUCTURAS PARA EL VEHÍCULO AUTÓNOMO Y CONECTADO DEL FUTURO CON SCOOP


    Publish In: Renault
  • LEASYS Lanza BE-FREE

    LEASYS Lanza BE-FREE


    Publish In: Fiat
  •  	EL NUEVO SPORTSVAN LLEGA AL MERCADO ESPAÑOL

    EL NUEVO SPORTSVAN LLEGA AL MERCADO ESPAÑOL


    Publish In: Volkswagen
  • ELECTRIFICADOS: AUDI DEBUTA OFICIALMENTE EN LA FÓRMULA E

    ELECTRIFICADOS: AUDI DEBUTA OFICIALMENTE EN LA FÓRMULA E


    Publish In: Competición
  • Hyundai KONA galardonado como

    Hyundai KONA galardonado como "Coche Cosmopolitan" en los Premios Car and Driver


    Publish In: Hyundai
  • El nuevo Opel Grandland X disponible con un nuevo motor diesel y acabado premium

    El nuevo Opel Grandland X disponible con un nuevo motor diesel y acabado premium


    Publish In: Opel
  • Mazda presenta el Mazda MX-5 ST Red Heritage

    Mazda presenta el Mazda MX-5 ST Red Heritage


    Publish In: Mazda
  • Sana y salva todo el invierno…

    Sana y salva todo el invierno…


    Publish In: Seguridad vial
  • Nuevo Jeep Wrangler 2018: el SUV más capaz

    Nuevo Jeep Wrangler 2018: el SUV más capaz


    Publish In: Jeep
  • TOYOTA ESPAÑA LANZA AURIS 2018

    TOYOTA ESPAÑA LANZA AURIS 2018


    Publish In: Toyota

La triunfal llegada de Descubierta a EEUU

Ya llevo una semanita en Los Angeles y hoy que he tenido un poco de relax, me he puesto a pensar en todo lo que ha sucedido en este tiempo, esta semana que llevo aquí.  Lo primero fue mandar la moto en avión desde Melbourne, cosa que al principio me parecía complicadísima (mi nivel de ingles es pésimo aunque mejora) ya que tenía que negociar la tarifa de carga con un agente que por supuesto no hablaba en español. Desde España me ofrecieron ayuda y la acepté, aunque al final no llegó a cuajar si me abrió las puertas para conocer al que llamaré mi super-agente: Nick, de Melbourne.

A base de traductor on-line y advirtiendole desde el principio que negociaríamos por mail para mejor entendimiento (por teléfono no me entero y con el acento australiano menos), conseguí reducir la tarifa desde los 9 dólares/kilo hasta los 5,2, cosa que no está nada mal para ser la primera vez que negocio este tipo de cosas, sin nadie al lado que me eche una mano. Tras cerrar el trato con una compañía aérea australiana, volví a pedir ayuda. Necesitaba una caja y la manera de llevarla hasta la zona de carga de la compañía. Fue fácil, en el concesionario de BMW de Melbourne, me informaron unos buenos amigos de allí, las cajas las tiran o regalan. Ni corta ni perezosa (esta vez con un poco de ayuda de Phil, que ha sido como mi hermano en Melbourne) me planté en BMW para hablar con el jefe de servicio y pedirle el favor. Me lo concedió ipso-facto, la verdad que son encantadores en este país de las Antípodas.

Al día siguiente John (otro amigo de Phill y ya mío) me acompañó con su Ford pick-up a recoger la liviana caja desmontable de madera (base) y contrachapado (las paredes) de tan solo 68 kg, algo que después de utlizar las pesadas cajas de madera en Kenia e India, me parecía alucinante. Le seguí con mi moto hasta la nave donde me ayudó a desmontar el manillar y retrovisores y atarla a la base de madera. Peso total: 315 kg, con sus cajas llenas y todo, ¡genial!. Ahí se quedó mi Descubierta, en una caja de cartón, esperando a ser metida en la bodega de un avión. Hecha la transferencia saqué un billete en el mismo vuelo y tras 14 horas de viaje y un mail impreso con las instrucciones, puse los pies en USA.

La cosa la pintaban muy complicada, en casa de Daniel y Nicole (otros buenos amigos que dejo allí) habíamos investigado los papeles necesarios para hacer la importación temporal ya que el carnet de passage en EEUU no sirve de nada. Tenía que haber mandado una carta a la EPA con la noticia y datos de la temporal importación de mi moto con una semana de antelación y haber obtenido respuesta pero lo hacía con tres días de margen, nada más. Iba sin ese papel, que seguro me pedirían en aduanas y sin el cual, la moto la volverían a enviar a Australia o Canadá, pero en USA no iba a tocar el suelo.

Tras el largo viaje de 14 horas en el que me adelantaba en el tiempo al volar al revés que el movimiento de la tierra, el avión puso sus ruedas en suelo yanki. De llegadas internacional me dirigí a “customs” en un taxi. Cuando entré en el enorme edificio de una planta que estaba casi vacío, una máquina de tikets de “su turno” y cuatro ventanillas vacías me daban la bienvenida. Tragué saliva y recé por que me atendiera un hombre…

Nada más lejos de mis deseos, se acercaba una mujer, negra, grande y con pinta de mala leche hacía mi ventanilla. Volví a tragar saliva. Me temblaban las manos de los nervios y el gigantesco jet-lag que tenía encima en esos momentos. El corazón me latía deprisa, la mujer se dirigió a mi y no entendí un pimiento. Encima el idioma, me puse muy seria, casi no podía ni sonreír.  Como buenamente pude le expliqué que necesitaba un sello para sacar mi moto de la zona de carga del aereopuerto. Ella miraba una tabla de importaciones una y otra vez y yo me atreví a volver a explicar que estaba de paso, a enseñarle todos los papeles que tenía y a sacar el carnet de passage. Ella os miraba mientras descartaba la amarilla carpeta diciendo, “este documento no lo reconozco”.

Por enésima vez fui consciente de que tragaba saliva. Me miró y me dijo que la dejara trabajar en paz, que me sentara en una de las sillas-clones del fondo de a vacía sala y que eso de no saber qué hacer con mis papeles, era su problema y ella lo tenía que solucionar. ¿Su problema?, pensé, problema el mío como no le de la gana de sellarme el dichoso papel de salida. A los 5 minutos la impaciencia me comía y me acerqué de nuevo con todos los papeles a la ventanilla. La mujer me volvió a mandar a mi sitio. La he cagado, pensé de nuevo, ahora por idiota e impaciente me lo va a devolver todo. Me llamó, me soltó una charla que acababa en alguna pregunta. Mi cara de interrogación hacía que se desesperara por lo que llamó a una hispana con la que me entendí de maravilla. También se unió a la charla otro policía, este de origen asiático, que se interesó por mi viaje le di la dirección de mi web y se fue a mirarlo en el ordenador. Eso me daba ventaja, un hombre, una hispana y un ordenador. Bien!. La mujer americana seguía dale que te pego a los papeles, el ordenador y el teléfono.

Tras mandarme venir de nuevo a la ventanilla con un gesto de la mano y hacerme rellenar los mismos papeles que ya llevaba yo rellenos e impresos y por duplicado, me pregunta por una dirección postal, casi me pongo a llorar. pero respiré hondo de nuevo y en tres milésimas de segundo recordé los anteriores pasos fronterizos, lo de la dirección no sirve para nada, es un mero trámite, venga, échale morro. y casi sin pestañear le doy la dirección escrita en el mail del amigo del agente de Melbourne que me escribío las instrucciones con las posibles catástrofes de re-envío de mi moto a otro país si el papel de la EPA no llegaba a tiempo y se les cruzaba el cable en aduanas. Por fin veo que saca un sello, el asiático vuelve encantado con lo que ha visto en internet, la hispana me repite todo lo que la negra dice. Yo no oigo nada, solo veo los papeles en mis manos y el sello de la libertad. Cuando tengo todo en mi poder me permito el lujo de pedir que llamen un taxi para mi. Estoy salvada. Y me vuelvo hacia la poli, ¿Cuanto tengo que pagar?, Nada, me responde. Jum! me empieza a gustar este país.

Informacion adicional

  • -


SMR_20140810_Nordkapp_088-2

En esta ocasión, abre el post una mujer viajera. Pero no es una mujer cualquiera. Es el perfecto ejemplo de que para viajar, cualquier tipo de moto sirve. Ella, Belén, viaja a los mandos de una Derbi de 125 CC, pero lo importante no es esto, lo mejor es que es capaz de haber llegado a cabo norte a la “velocidad de las mariposas” como diría mi amigo Álvaro Neil. Belén no es una rider cualquiera, es madre de tres hijos, así que como veréis no hay excusa con esto de la familia. Querer es poder y ella lo demuestra a cada kilómetro y nos lo cuenta en su blog, de curioso nombre, como su Nick: MaryPomppis.

La conocí por ser la novia de otra persona a la que considero amigo, Sergio Morchón, en la primera vez que asistía como conferenciante en una reunión de motos anual que hace una casa alemana en los Pirineos. Sergio llegaba con una mujer rubia a su lado. Me la presentó y me cayó muy bien. Es muy simpática. Ella también es frágil, delgada…pero esto sobre la moto no importa, ¿verdad?.


Aquí van las  diez respuestas de esta mañica:

Belén Manero, Zaragoza, España

1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

Hace cinco años se forjó como algo que daba aliento y fuerza a mi vida cada quince días. Poco a poco se fue convirtiendo en algo necesario, como una adicción que de manera sana complementaba mi día a día y mi persona.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

Fácil una Derbi Terra 125 (risas), ¿pero a caso la moto es importante? Solo tienes que desear algo para hacerlo posible. Y viajar es posible siempre que lo desees con fuerza y lo necesites.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

A penas se la ruta que seguiré, pero está preparada, a penas se cuantas horas estaré encima de la moto o que lugares visitaré, si necesitaré ropa de abrigo, tacones o chanclas, pero cada día me importa menos. Se que voy de ruta, que por suerte cuento con una persona que planificará por mí, no necesito un sitio concreto ni un tipo de paisaje. Allá donde vaya, puedo dejarme sorprender, puedo admirar una puesta de sol o contemplar el mar rompiendo con fuerza, o quizás sea una vaca que pasta tranquilamente, o un campo de flores silvestres, girasoles o bosque de pinos. ¿A caso es necesario saberlo todo con antelación? Yo pienso que no, disfruto de la sorpresa y de dejarme mimar, confío.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Ahora mismo, acompañado, quizás nunca haya probado a viajar sola, la verdad es que de momento no me atrae tanto como compartir el viaje con mi pareja, él me facilita mucho las cosas y cuando no lo hace, que no todo van a ser arrumacos, creo que eso es la vida, un poco de sal y pimienta no viene mal que mucho dulce, empalaga.

5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Pues… el pintalabios y cada vez menos los tacones ya que empiezo a sacarlos de la maleta, aunque sigo pensando que si caben los metería, un momento de feminidad es agradable y necesario.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Corto se me queda el fin de semana, corto se me queda el viaje de semana santa de diez días y corto se me queda el viaje de verano de 27, así que me parece que nunca sería suficiente, aunque me gusta regresar para volver a iniciar otro nuevo viaje, no optaría por el viaje permanente, necesito tocar la rutina para valorara el viaje.

7- Viajarías así si tuvieses familia (niños, mujer, marido)

Sí, lo hago aunque creo que soy una privilegiada, mi pareja me asomó a los viajes en moto y a amar los viajes. Y teniendo tres hijos a los que me dedico de lunes a viernes en cuerpo y alma y fines de semana alternos, por mi situación de divorciada, tengo “canguro gratis” cada quince días que dan cabida para mi desarrollo personal y para mimarme un poquito.

9-¿Por qué en moto?

Porque hueles, sientes, vives y disfrutas en grado superlativo, es como ver el teatro en primera fila o en el tercer anfiteatro de vista reducida, yo ahí, en primera fila.

10- Tus proyectos

Seguir disfrutando de viajar en moto, da igual si es una ruta de 100, 200 o 11500 km, aquello que puede sorprenderte puede estar no muy lejos solo tienes que darte la oportunidad de descubrirlo.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

Mostrar inseguridad en la decisión… me voy o no me voy. Lo tengo claro, GASSSSSSS!!!!!

El segundo de nuestros viajeros de este post es Sergio Morchón. Médico de profesión, viajero de alma. Tiene una página web con temas muy interesantes siempre de actualidad motera. Además ha escrito un libro maravilloso en el que nos cuenta su experiencia viajando a Cabo Norte y que acompaña con una magnifica y detallada guía para viajar a este lugar. A Sergio le conocí la noche anterior de salir a mi Vuelta al Mundo, en Barcelona. Tras este breve encuentro seguimos manteniendo el contacto por escrito. Cuando le he pedido ayuda (médica) ha contestado sin demora y me ha solucionado alguna papeleta (vamos, que si me he puesto enferma o me ha pasado algo, me ha atendido iso-facto) por el camino. Es una persona dispuesta a ayudar siempre, tanto en su faceta profesional, como en la personal. Le tengo mucho cariño.

Sergio Morchón, Barcelona

Nick: DrJaus. Bueno, porque soy médico y… a veces tengo tan poco tacto como el Dr. House.

1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

A viajar, desde pequeñito, es una costumbre que me inculcó mi padre, con el que me recorrí casi toda España de catedral en catedral. Luego ya en moto, me di una vuelta por España en unas vacaciones con 25 años, pero así de manera más continua, hace solamente 5 años que voy dando tumbos por Europa, fundamentalmente.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

No he tenido muchas, en más de 30 años: Yamaha RD80, Suzuki GS500, Honda CBR600F, Aprilia Pegaso 650, Honda CBR900RR, BMW F800GS, BMW R1200GS 2010, BMW R1200GS Adveture 2014. De todas ellas me quedo con cualquiera de las tres últimas, que son las que más satisfacciones me han dado viajando.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

Me encanta planificar los viajes, a veces meses antes de comenzarlo. Es una forma de disfrutarlos durante más tiempo. Generalmente preparo lo que quiero visitar y por dónde quiero pasar. También planifico dónde debería dormir en cada etapa, pero eso lo dejo abierto a cambios de planes de última hora o a imprevistos: suelo reservar hotel la noche anterior, en función de lo que prevea. De hecho, que las cosas planificadas se vayan cumpliendo una tras otra, es otra de las gratificaciones del viaje.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Una respuesta estándar a una pregunta eterna: depende. Viajando disfruto siempre, sea solo o acompañado. Al principio lo hacía en solitario, pero sin duda mis viajes más recordados son aquellos en los que disfrutas en compañía de tu pareja. Y si puede ser uno en cada moto, mucho mejor: la pareja se convierte, además, en colega y amigo. No se puede pedir más.

5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Siempre me llevo guías de viaje, o dossiers donde tengo preparado lo que debo visitar, pero luego nunca miro. Prefiero que los alicientes del viaje me sorprendan a diario. Es lo bueno de la preparación: sabes que tienes que pasar por ahí porque hay algo que quieres ver. Pero con mi escasa memoria, a veces lo olvido y el viaje me va sorprendiendo sobre la marcha.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Como sean, da igual. Los que trabajamos tenemos muy diferenciado el viaje largo (30 días en verano) del viaje corto (cualquier fin de semana del año). Y en todos se disfruta. La longitud del viaje no está relacionada con encontrar la aventura o no. La aventura depende de la actitud del viajero, no de la distancia recorrida ni del tiempo.

7- Viajarías así si tuvieses familia (niños, mujer, marido)

Pues no lo sé… Pareja tengo y lo compaginamos bastante bien: viajando juntos. Seguro que en cualquier circunstancia se puede encontrar la solución.

8- ¿Por qué en moto?

He viajado toda mi vida, muchas veces en coche, y otras en avión. Y nunca he encontrado tantas satisfacciones como viajando en moto. Las cosas van cambiando paulatinamente, los olores y el ambiente interaccionan tanto contigo que eres parte del paisaje. Es la mejor manera que conozco de entender realmente el mundo que intento descubrir.

9- Tus proyectos

Pues de momento seguir disfrutando de los viajes en moto todos los fines de semana que pueda, y planificar un viaje algo más largo para cada verano. Este año vuelvo (y será la cuarta vez en cinco años) a Nordkapp, esta vez en un grupo organizado. Y el año que viene, seguramente volveré a Estambul con Belén, pero esta vez ella llevará su propia moto.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

No he vuelto a mirar ofertas para viajes en avión a lugares remotos. Ya no volvería a Vietnam, Sudáfrica o India si no es encima de una moto.


El último de este post de tres, es todo un personaje. Para mi, un profesional de la letra y la imagen. Los mejores vídeos de viajes, los edita él. En ellos puedes ver todo lo que su ojo capta y lo tiene muy afinado. Dice que viaja muy lento, para poder darse cuenta de todo lo que quiere ver. Es parco en palabras cuando habla fuera del viaje, aunque le salen a borbotones cuando son escritas. Es un viajero atípico (al menos cuando le vemos fuera de su moto, en actos públicos) reservado, tímido… Pero con una gran dote de comunicación visual, las mejores presentaciones, las hace él. Le conocí antes que a ninguno, aunque él no me conocía a mi. Le seguía en su loco viaje “Salí a dar una vuelta” del que escribió un libro y dejó constancia en un montón de bellos vídeos. Con el tiempo conseguí verle en persona y al final, un día, me pidió que fuese la madrina de su segundo libro (que por cierto me gustó mucho) una novela basada en su viaje a India: Suraj

Fabián C. Barrio nació en el jardín de La Alameda de Santiago de Compostela (Galicia, España), donde Rosalía de Castro solía pasear entre camelias para buscar inspiración para sus poemas.

Nick (si lo tienes) y el porqué del mismo: Pues no. Bastante tengo con lo mío.

1- ¿Cuándo empezaste a viajar?

Hasta donde llegan mis recuerdos, mis padres -profesores los dos- esperaban, como un pájaro que vigila la llegada de la primavera, el primer día de vacaciones de verano con la caravana cargada a la puerta del colegio. En cuanto sonaba el timbre salíamos a recorrer mundo. Tendría unos siete u ocho años y había recorrido ya toda Europa, jugando con los Madelman en el suelo del coche, un Renault 12.

2- ¿Qué motos has tenido? Con cual te quedarías y por qué.

Empecé con una scooter realmente fea, de color rosa fluorescente, que compré para que nadie me la robara. Sin embargo, los tunantes fueron llevándosela por fascículos. Decidí pasar a las motos de marchas con la Suzuki Marauder, y con ella hice mi primer viaje larguísimo: de Madrid a Toledo, parándome a medio camino para que se enfriara el motor. Luego compré la Ducati Monster -que todavía tengo-. La decisión de compra la tomé tras veinte segundos conduciéndola. Me robó instantáneamente el corazón. La Fefa la compré de segunda mano y con ella di la vuelta al mundo. El fabricante se mostró tan despectivo conmigo cuando les pedí que me ayudaran a localizar una en buen estado, que nunca he reconocido marca y modelo. También he tenido el honor de pilotar una Triumph Tiger Explorer -de Madrid a Nepal- y una Explorer de 800 -de Florida al DF-.

3- ¿Con cuanto tiempo planeas los viajes, sabes cada paso que vas a dar, llevas los lugares donde vas a dormir ya preparados?

No. Llevo una ruta más o menos clara de los países que voy a atravesar, y normalmente planifico cada jornada para llegar a la siguiente ciudad más o menos abastecida. Si lo tomamos como un trabajo, la mayor deformación profesional del viajero es que siempre está alerta. Me resulta difícil caminar por una ciudad -especialmente si no es la mía- sin prestar atención a detalles infinitesimales: carteles de pensión, tascas baratas, espacios donde aparcar, monumentos inverosímiles, mercados pintorescos: todo ello es analizado constantemente en busca del ángulo para retratarlo, de la historia humana sobre la que indagar, de su precio. Créeme, la ruta se va haciendo ella sola, de alguna forma se diseña por si misma sin apenas esfuerzo. Viajar así conlleva un cierto sacrificio, porque te pierdes cosas, pero soy de los que no se obsesionan si no lo ven todo: así tienes una excusa para regresar. También he desarrollado una especie de sexto sentido para localizar hostales en lugares inverosímiles. Lo cierto es que el alojamiento es el menor de los problemas y, de hecho, sólo en un par de ocasiones he tenido dificultades para encontrar dónde dormir. Por ejemplo, en India solían decirme que el hotel estaba completo porque los recepcionistas tienen que presentar unos detallados formularios cada vez que alojan a un extranjero, y se ve que les daba pereza.

4- La eterna pregunta….¿solo o acompañado?

Cuando viajas solo eres responsable único de tus fracasos, y tú mismo padeces las consecuencias: si el hotel en el que pasas la noche es una mierda, lo has elegido tú y tú eres el que va a pasarse la noche aplastando cucarachas. Si en el restaurante en el que te detienen sólo te dan bazofia, pues te la tragas sin intoxicar a nadie. Sólo concibo viajar cuando lo haces con alguien con quien te compenetras al cien por cien. A falta de candidaturas, seguiré viajando solo. De todas formas, viajando en moto jamás estás solo. Sólo tienes que sentarte y esperar.

5- Que te llevas siempre que nunca usas en tus viajes

Casi nunca uso las herramientas que llevo, siempre aparece un tío que tiene unas mejores.

6- Viajes cortos (qué es para ti corto) o largos (ídem)

Un viaje ideal tiene una duración de seis o siete meses. Al final del proceso te has hastiado y sólo quieres volver a casa para retomar tu relación amorosa con el sofá. Pero, al mismo tiempo, has podido vivir experiencias inolvidables, has podido cambiar por dentro, se ha inoculado en ti el veneno de los largos viajes, y has podido vivir instantes que justifican una vida entera.

7- ¿Viajarías así si tuvieses familia?

No veo por qué no. Es inevitable poner a la familia como excusa, pero plantéate lo siguiente, de un modo serio y responsable: ¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿que tus hijos aprendan muchas cosas? ¿que se empapen con otras culturas? ¿que su mundo se ensanche?

8- ¿Por qué en moto?

Esta es la típica pregunta de alguien que no monta en moto. En la moto, cuando hace frío te hielas, cuando hace calor te abrasas, cuando llueve te empapas. Sientes los olores, los colores del camino, estás pendiente de cada átomo de asfalto. Y la gente se te acerca mucho más, todos quieren saber a dónde vas y de dónde vienes. Además, está la comunidad motera, presente donde quiera que vayas, siempre dispuestos a conocerte y a brindarte su hospitalidad. Es un vehículo idóneo para viajar, la verdad.

9- Tus proyectos

No soy mucho de desvelar qué voy a hacer a continuación. Primero, porque no lo tengo del todo claro, pero sobre todo porque es inevitable que muchos proyectos extravagantes como los míos pinchen casi antes de nacer y no quiero crear falsas expectativas.

10- Qué es lo que no has vuelto a hacer desde que volviste del primer viaje.

Mentiría si dijera que no he vuelto a un centro comercial, porque lo cierto es que me he visto en la obligación. Pero sí es cierto que ahora me provocan una urticaria que antes no estaba ahí.

Facebook de Fabián

La aventura que está viviendo ahora Fabián por América del Sur: Maniumbi

Gracias por compartir, recuerda que los blogs se nutren con tus comentarios.

Viernes, 28 de Septiembre de 2012 20:52

Alicia Sornosa ya ha pasado por New York

Por fin!!!!
Al que no le importe, que se haga suscriptor, que lo necesito, simplemente os llegará un aviso cuando cuelgue los vídeos... es por un tema de patrocinios...a partir de 1000, cuenta.

Gracias por adelantado!.

Aquí:  

http://www.youtube.com/watch?v=qFQsArHriKA&feature=youtu.be

Informacion adicional

  • -

Si, ya lo se, es un viaje en moto. Pero hay veces que las cosas llevan su tiempo y traer la moto hasta Australia desde India sin pagar 4.000 euros (que es lo que me toca ahora para llegar a Argentina), se traduce en tiempo.

Como ya estaba un poco cansada del clima húmedo, el tráfico y la suciedad de Asia, me cogí un vuelo en cuanto Descubierta (mi BMW F65oGS) estuvo embarcada. Habéis podido ver cómo la he limpiado, la he empaquetado y como ha salido en barco. Ahora, la muy ladina está de crucero por el paradisíaco Océano Indico, mientras yo la añoro desde Australia. Aunque no me voy a a quejar, he hecho un bonito viaje en tren, de tres días y dos noches que me ha servido para darme cuenta de las distancias de este enorme país.
Un continente que se parece mucho a África, bueno a lo que conozco de ella. Pero con asfalto, semáforos y la gente educada (o acongojada con tanta norma). Una mezcla entre USA y algo más allá, más nuevo, más civilizado.

Os dejo con este vídeo, que seguro lo disfrutan más los peques que los mayores, yo me lo he pasado pipa haciéndolo.

Alicia Sornosa

Ruta de los exploradores españoles olvidados.

Informacion adicional

  • -

Alicia Sornosa desembarca en Japón

Domingo, 21 de Abril de 2013 11:13

Curso para viajeros en moto, por Alicia Sornosa

Informacion adicional

  • -
Publicado en Eventos

 

 Hace una semana que la periodista y viajera y su montura, una BMW F 650 GS, llegaron a la Isla de Tasmania, situada a 240 km al sur de Australia. Lo han hecho en un ferry llamado Spirit of Tasmania, el mismo que cogerán para volver a Melbourne y exprimir los últimos días en esta isla continente.

Informacion adicional

  • -
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011 17:30

La ruta de los Expoloradores Olvidados continua por la INDIA

Alicia y Miquel ya están en la India y éste es el video que nos envian desde allí. Casi ná !!!

Informacion adicional

  • - Alicia y Miquel ya están en la India, exactamente en Old Goa y casi ya están saliendo hacia Singapur.
Otro milagro de los que me pasan a mi: Después de haberme cargado el embrague por el espantoso barrizal que tuvimos que pasar Andres Ernesto Perez Ramirez y yo hace dos días en la mítica RUTA 40 de Argentina, resulta que embrague desde Santiago tarda más de 10 días en llegar y cuesta una pasta...

Pero gracias a Ricardo Lamancha, me pongo en contacto con Aníbal Vickacka, que está en Punta Arenas, que casualmente tiene UN EMBRAGUE sin usar para mi moto desde hace no se cuanto tiempo...guardado, esperándome. Además de ser una persona estupenda y tener una mujer guapísima y rusa (anécdota sin importancia, pero me encantan estos detalles de la vida) me echa una mano con el recambio y me pone en contacto con su mecánico de confianza que es de padre gallego, de Vigo (uno de los muchos lugares preferidos de la piel de toro que me vio nacer), otro detalle que me gusta de la vida.

Total, que a 600 km de Ushuaia en el Hostal Patagónico en Punta Arenas (recomendable 100% si pasáis por aquí) estoy feliz y contenta. Gracias a todos de nuevo, de verdad que no se que tendré que hacer para devolver a la vida todo lo bueno de este ya año y medio....

Y mirad este vídeo si gustáis, es la empresa de Aníbal, a lo que se dedica...A-LU-CI-NAN-TE....
Lunes, 08 de Octubre de 2012 19:09

El Golden Gate y la ciudad de la niebla.

La periodista y viajera, Alicia Sornosa, junto con su montura, una BMW F 650 GS, han llegado a la ciudad de San Francisco, al norte de Los Ángeles en el libertino estado de California.

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 18
Me gusta esto